¿Los niños pueden tomar infusiones?


Cuando pensamos en té nos pasa como el café, sabemos que los más pequeños no deben tomarlo por la cantidad de cafeína (teína en el caso del té) que tienen. Pero, algo que no muchos se acuerdan es que, de bebés, los propios pediatras nos dicen que, si está inquieto, si está molesto, se le puede dar una infusión de manzanilla.

¿Quiere eso decir que pueden tomar infusiones?

Las infusiones para niños

Debemos decir que sí, los niños pueden tomar infusiones, pero no cualquier infusión, sino solo algunas. Hay muchas infusiones que, debido a su composición, no son adecuadas para ellos. Pero, para que te hagas una idea, podrías:

1. Infusión de manzanilla. Es la más conocida para los más pequeños y la que permiten darle aun siendo un bebé. Tiene muchos beneficios para la salud: aliviar el dolor de estómago, la indigestión, contra los gases, para los cólicos, para el insomnio, para las erupciones del pañal incluso.

2. Infusión de rooibos. Los rooibos son otra opción que puedes darle a los más pequeños porque no tienen teína y además cuenta con vitamina C, que ayuda a mantener un sistema inmunitario más fuerte.

3. Infusión de jengibre. Pues sí, a pesar de que pica, a pesar de que comerlo solo no es fácil (aunque algunos lo hacen), la infusión de jengibre ayuda contra los problemas digestivos, la tos y el resfriado, problemas respiratorios, mareo, náuseas, etc.

Como ves, tienes varias opciones, ahora solo has de encontrar el que más le guste a tu hijo. Y, si no sabes, siempre puedes consultarnos.